panorama numismático panorama numismátic facebooktwitterrss
Revista digital publicada por la Asociación Española de Numismáticos Profesionales

Museos y exposiciones


El dinero del comunismo

foto El dinero del comunismo



Desde este mes de octubre y hasta el próximo marzo de 2018, el Museo Británico alberga una exposición temporal que aborda el papel del dinero y el intercambio en los países comunistas desde la Revolución Rusa de 1917.


La teoría comunista afirma que el dinero no tiene razón de ser en una sociedad utópica, sin embargo ningún estado comunista ha conseguido eliminarlo con éxito de su economía. Con motivo del siglo transcurrido desde la Revolución de Octubre, el Museo Británico ha organizado una exposición temporal que cuenta con el apoyo entre otros de la Universidad de Loughborough y el University College de Londres, en la que se examina el papel del dinero en los países comunistas, así como la iconografía asociada a él.
La muestra se basa en la notable colección del Museo Británico, que se ha completado con la adquisición de aproximadamente 400 carteles publicitarios de servicios bancarios, bonos del gobierno, seguros y otro tipo de objetos relacionados con el dinero, realizada gracias a la subvención de Art Fund. La exposición permite ver las más llamativas, que han servido para mejorar nuestra comprensión de cómo ha funcionado el dinero y cómo está representado en diferentes medios artísticos.


Billete de 5.000 dinares de Yugoslavia, 1950 (CBA401349 © The Trustees of the British Museum). La fundición era un motive común en el arte socialista, como metáfora de la forja del estado comunista.

El ámbito que abarca esta muestra comprende desde el Este de Europa hasta el sudeste de Asia, y presenta las distintas formas en las que el comunismo ha abordado la cuestión del dinero. Como norma general, puede decirse que en las economías comunistas los conceptos de valor y riqueza se erosionan y distorsionan y que la moneda nacional se convierte simplemente en uno de los distintos medios de intercambio. Se busca reducir el valor del dinero y así, por ejemplo, la moneda de la Alemania Oriental se fabricó en aluminio para que fuera percibida como algo ligero y barato. En la misma línea, la propaganda de las cajas de ahorro de la URSS incidía en los beneficios del ahorro para el estado, dejando fuera los del ahorrador.



Póster diseñado por M Soloviev. Emitido por la  URSS en 1955. Leyenda “Ahorrando poco a poco vamos a ser capaces de comprar (© The Trustees of the British Museum).


Pero el dinero asume otra función muy importante como herramienta esencial para la circulación de la ideología comunista, como propaganda en circulación: los billetes son a menudo muy atractivos, con diseños que glorifican a los trabajadores, soldados y madres ordinarios. Los paisajes que muestran productividad agrícola, progreso industrial y destreza militar están diseñados para demostrar a los ciudadanos comunes cómo ha mejorado la vida bajo el comunismo.



En este billete chino de 50 yuanes de 1980 (CBA401371 1980. © The Trustees of the British Museum) se representa a las gentes que conducirán al desarrollo de la China moderna: una granjera, un trabajador industrial y un intelectual.

Una vez reducido el papel de la moneda, los estados comunistas introdujeron diferentes sistemas de recompensa, que comenzaron en la Rusia de los años treinta. Stalin dijo que las personas debían medirse “por sus hazañas heroicas” y así un trabajador que excediera la cuota de producción de su fábrica podría recibir la Insignia de Honor, o una madre que criara nueve hijos, la Orden de la Gloria Materna de Primera Clase. Estos premios iban acompañados de bonos monetarios, lo que permitía a los beneficiados acceder a una mejor calidad de vida.


Orden de la Gloria Laboral (USSR, 1985. © The Trustees of the British Museum), Esta medalla fue entregada a una mujer que fabricaba maquinaria en Donetsk, Ucrania. Como receptora de este galardón, recibió un aumento en su pensión, prioridad en la adjudicación de una vivienda estatal, transporte público gratuito, un pase anua para un sanatorio y un billete de primera clase en avión por año.

El comunismo busca acabar con las desigualdades mediante la abolición de la riqueza privada, la propiedad de la tierra y la propiedad privada, la regulación de los precios y las industrias, que controlan el estado y el servicio nacional. La devaluación de la moneda del estado es una consecuencia natural del limitado intercambio de divisas y porque muchos servicios, como la vivienda, la educación, el transporte público y la sanidad, son gratuitos o están fuertemente subsidiados por el estado. La fragmentación del sistema monetario fue particularmente pronunciada durante la Guerra Fría, cuando las cadenas de suministro convencionales de los países capitalistas estuvieron cerradas durante largos períodos. La frecuente escasez de algunos productos alimenticios y bienes significaba que no había necesariamente nada que una persona pudiera comprar con dinero y periódicamente conducía a sustitutos de pagos, como los sistemas de vales. Los visitantes de la URSS en la década de 1970 descubrieron que los jeans o cigarrillos fabricados en los Estados Unidos eran ampliamente aceptados como pago, mientras que las bebidas espirituosas como el vodka se añadían como un 'edulcorante' a muchas transacciones. Con frecuencia, los ciudadanos recurrían al mercado negro para comprar ciertos artículos: ropa occidental, café de buena calidad y cosméticos. Ha sido un componente ilícito y, sin embargo, importante en la mayoría de las economías comunistas.



Economía de sombras, corrupción y crimen Por Boris Yefimov, Rusia, 1990. (CBA394353 © The Trustees of the British Museum). En la URSS se toleró cierto grado de actividad económica ilícita, al menos hasta que amenazó con desestabilizar el orden político. Este póster anticorrupción se publicó en un momento en que el control del poder del Partido Comunista era más débil, poco antes del colapso de la Unión Soviética.

El colapso de la Unión Soviética y la transición hacia la democracia en la década de 1990 tuvieron un gran efecto en los antiguos estados comunistas. Con las fronteras y las economías nacionales repentinamente abiertas, comenzaron a circular nuevas monedas nacionales y nuevas ideas. Se plantearon cuestiones acerca de la propiedad histórica y si se debe devolver la propiedad a sus antiguos propietarios, o a los que actualmente la ocupan o cultivan. Las economías colapsaron y la indigencia aumentó. La mayoría de las antiguas repúblicas soviéticas lanzaron nuevas monedas, mientras que los antiguos estados satélite rediseñaron los suyos, algunos de los cuales estaban altamente politizados con hitos locales y héroes nacionales. La primera moneda post-soviética de Lituania presenta una imagen de la Estatua de la Libertad de Juozas Zikaras. El monumento original había sido erigido para celebrar la declaración de independencia de Lituania de Rusia en 1918, y fue destruida deliberadamente por los soviets invasores en 1940.
Hoy en día solo quedan cuatro estados con economías planificadas: China, Laos, Cuba y Vietnam. Las relaciones comerciales entre ellos y los países capitalistas se han normalizado, pero los conceptos de moneda e ideología política continúan evolucionando.
Esta interesante exposición permanecerá abierta entre el 19 de octubre y el 18 de marzo de 2018 en la sala 69 a, con entrada libre.
Información e imágenes: British Museum.


 

AENP:

Actualidad
Miembros AENP

Convenciones:

Convenciones nacionales
Convenciones internacionales

Subastas:

Subastas nacionales
Subastas internacionales

Mercado de metales:

Oro, plata, platino, paladio
Cotización

Noticias:

España
UE, América, Resto del Mundo
Entrevistas
Novedades editoriales
Museos y exposiciones
Cursos y conferencias

Artículos:

Moneda antigua
Moneda medieval
Moneda moderna
Billetes
Medallas
Bullion

Enlaces:

Asociaciones
FENAP
AENP
IAPN
Cecas del Mundo
Museos del Mundo

Información:

Contacto
Boletín de noticias
Aviso legal