panorama numismático panorama numismátic facebooktwitterrss
Revista digital publicada por la Asociación Española de Numismáticos Profesionales

Subastas nacionales


Martí Hervera y Soler y Llach, subasta antes de Navidad

foto Martí Hervera y Soler y Llach, subasta antes de Navidad



Las firmas barcelonesas cierran el calendario del año con el remate de un catálogo repleto de lotes interesantes, especialmente en los capítulos de moneda española, desde la Edad Media hasta las series contemporáneas, sin olvidar los apartados de moneda extranjera y billetes.


            El martes 20 de diciembre tendrá lugar en Barcelona la última subasta del año recogida en el calendario de AENP. Las firmas barcelonesas Martí Hervera y Soler y Llach han confirmado esta fecha para la celebración del remate en sala de su nuevo catálogo, del que ya les dimos un somero avance en nuestra edición anterior.

            Son más de mil cien lotes los que componen la oferta, comenzando, como es costumbre, por las emisiones antiguas, formadas en este caso por un pequeño apartado de moneda griega (lotes 1-33), seguido del capítulo de moneda hispánica (lotes 34-114), con presencia de piezas de muy variadas procedencias y entre las que se han incluido las emisiones romano-provinciales o alguna gala (moneda à la croix). Además de denarios celtibéricos, que suelen tener buena acogida, y bronces de la Ulterior en muy buen estado de conservación, queremos destacar el lote nº 97, cuadrante de la ceca de Osca, acuñado en época de Augusto, variante no recogida en la última edición de RPC, y que, por la leyenda de anverso, no se corresponde con el tipo de Vives (CXXXVI, 11). Su precio de salida es de 400 euros.



            El capítulo de moneda romano-republicana se inicia con un magnífico conjunto de bronces del siglo III, aunque el grueso lo forman los denarios organizados por familias. En esta ocasión, se lleva la palma en lo que se refiere a precio de salida -1500 euros- el nº 144, acuñación de Casio del 43-42 a.C., que presenta en el anverso un caldero sobre un trípode y en reverso los instrumentos sacerdotales.



            Del Alto Imperio, sobresalen un áureo acuñado por Tiberio en la ceca gala de Lugdunum (lote nº 155), con la efigie de Livia entronizada en el reverso, con un precio de salida de 2200 euros.



            Muy raro es el denario emitido por el emperador Claudio a nombre de Nerón Druso (lote nº 157) que lleva en su reverso un arco triunfal sobre el que aparece la estatua ecuestre del vencedor de Germania entre dos trofeos. Saldrá a la puja a partir de 1100 euros.



            Conviene no dejar de lado algunos grandes bronces de bonitas pátinas, a precios asequibles, ni las piezas de plata que jalonan todo este recorrido por los primeros siglos del Imperio. De nuevo cobra protagonismo el oro con el cambio al Bajo Imperio, tónica que continuará con bizantinos y visigodos. De este periodo podemos destacar un áureo de Licinio (lote nº 187) acuñado el 312, con la imagen ecuestre del emperador, que sale a subasta por 1700 euros.



            Quizás uno de los apartados más interesantes de este catálogo sea el de las emisiones de los reinos cristianos que, si bien reducida a poco más de treinta lotes, presenta una selección de piezas muy notable, especialmente en la sección dedicada al reino de Aragón. Como muestra podemos empezar fijándonos en el real de oro emitido en Mallorca por Pedro III (lote nº 212), una vez reincorporado el territorio a la corona aragonesa, que cuenta con un precio en catálogo de 1850 euros.



            También en el taller mallorquín se acuñó el florín a nombre de Alfonso V que se oferta con el nº 221, y un precio de 1600 euros. Su hijo Fernando I de Nápoles es el responsable de la acuñación de dos ducados (lotes nº 223 y 224) cuyo precio de salida es de 1050 y 1200 euros, respectivamente. Termina esta muestra de emisiones del reino de Aragón con dos principados (lotes nº 227-228), acuñados en Barcelona por Fernando el Católico, de especial rareza el segundo, que sale a subasta a partir de 2400 euros.



            Del reino de Navarra sobresale un rarísimo óbolo del rey García IV (lote nº 233), cuyo precio de salida es de 2000 euros, además de un medio cornado emitido durante el breve reinado de Francisco I de Foix, o Francisco Febo, que se subastará a partir de 1500 euros.



            El capítulo de monarquía española se inicia con los Reyes Católicos a cuyo nombre se emitió la joya de esta subasta, el castellano acuñado en la ceca de Segovia (lote nº 247), que repite el nombre de los reyes en el reverso. Se trataría de una pieza única cuyo precio de inicio en la puja es de 15000 euros.



            La muestra de emisiones de Isabel y Fernando cuenta con otros ejemplares de gran valor, que no deberían quedar oscurecidos por la pieza anterior, como un buen surtido de excelentes y dobles excelentes de la ceca de Sevilla (lotes 250-255), a los que se suman un ducado de Valencia (lote 256), y un doble ducado emitido en la ciudad de Campen, en los Países Bajos (lote nº 257).

            De Felipe II podemos destacar un ejemplar de dos escudos de la ceca de Toledo (lote nº 268), de una escasa emisión, con un precio de salida de 1750 euros, o los de Sevilla de 1597 (lote nº 267).

            Saltamos a Felipe IV para encontrarnos un raro ejemplar de cuatro reales acuñado en Zaragoza en 1651 (lote nº 285), cuyo precio de salida es de 1200 euros, una muestra más de la calidad y rareza de las piezas de plata ofertadas.



            Con Carlos II y especialmente con los primeros borbones, los lotes más llamativos del catálogo son, de nuevo, las monedas de oro, los escudos y sus múltiplos, con varios ejemplares que superan los 5000 euros de salida. Del último de los Austrias podemos destacar un escudo acuñado en Segovia en 1683 (lote nº 305), rarísimo, que saldrá a subasta a partir de 5750 euros, pero tampoco se queda lejos la pieza de cuatro escudos de Sevilla de 1699 (lote nº 306), que saldrá por 4950.



            De Carlos III se nos ofrece un conjunto de onzas realmente espectacular, comenzando con el lote nº 395, pieza cuñada en Lima en 1766, rara y en excelente estado de conservación, con un precio de 4000 euros, que superan de lejos las que le siguen en el catálogo: la onza nº 400, fabricada en 1770 en Popayán, que sale por 5000 euros y, sobre todo, los lote nº 398 y el nº 399, emitidos en Nuevo Reino en 1765 y 1768, ambos con salida en 7000 euros.



            También muy notable es la representación de piezas áureas de Carlos IV, con la onza nº 452 a la cabeza, acuñada en Popayán en 1807 y con un precio en catálogo de 4500 euros.

            Las emisiones de Fernando VII  se encuentran muy bien representadas tanto en cantidad, cerca de setenta lotes, como en variedad y calidad de piezas. Únicamente destacaremos un duro de 1811 (lote nº 517) acuñado en Valencia, extraordinario ejemplar casi sin circular, que sale a subasta por 1600 euros, o, del mismo año, los cuatro reales emitidos en Tarragona (lote nº 489), por los que se pujará desde 2400. Para terminar con una pieza áurea, la onza nº 533, acuñada en Santiago en 1808, raro ejemplar con busto de tipo almirante, en excelente estado de conservación, tiene un precio en catálogo de 3200 euros.



            Un número similar de ejemplares compone el capítulo de Isabel II, del que destacaremos dos piezas de 100 reales, la primera (lote nº 604), acuñada en Sevilla en 1856, rarísima emisión, con salida en 2000 euros, y la segunda (lote nº 606), de 1850 y taller de Barcelona, que se subastará a partir de 1400.



            Del sistema de la peseta, son numerosos los lotes que merecen una detenida revisión, empezando por los 20 céntimos de 1870 (Lote nº 618), con salida en 1600 euros, y continuando con distintas piezas de los reinados de Alfonso XII y Alfonso XIII, como las 25 pesetas acuñadas por el primero en 1885 (lote nº 663), conservadas en calidad sin circular, y con un precio en catálogo de 2500 euros.



            El retrato infantil de Alfonso XIII aparece en las dos monedas de cien pesetas en oro con las que termina el capítulo dedicado a sus emisiones (lotes nº 692 y 693), hermosos y bien conservados ejemplares con salida en 1800 y 1450 euros, respectivamente.



            Terminamos el siglo con la pieza de 5 pesetas de plata a nombre de la unión catalanista (lote nº 698), fabricada en Barcelona en 1900, cuyo precio en catálogo es de 1000 euros.

            Damos un salto en el tiempo para llegar a las emisiones de Franco, con diversas pruebas y raras series en calidad sin circular, y donde destacan los lotes formados por series de diferentes valores, como los nº 721 y 722, cada uno de ellos con ocho monedas con valores comprendidos entre 10 céntimos y 100 pesetas, ambos pruebas conservadas en las tiras originales de la FNMT, con fechas de *68 y *69, y precios en catálogo de 2400 y 2000 euros respectivamente.

            Del mayor interés se nos presenta el capítulo de moneda extranjera, 130 lotes con piezas de enorme calidad, poco habituales en las subastas españolas. Destaca un completo capítulo de emisiones rusas, con más de cincuenta lotes, en una buena parte monedas de oro, en concreto piezas de cinco rublos de la época de los zares. La estrella de esta sección es sin duda, un ejemplar de seis rublos (lote nº 850) acuñados en platino por el zar Nicolás I, en 1831, en la ceca de San Petersburgo, cuyo precio de inicio es de 12000 euros.



            También podría incluirse en este grupo la pieza de 25 zlotych acuñada en Polonia por el zar Alejandro I (lote nº 799) en la Varsovia de 1817, con salida en 1750 euros.



            Y cruzando el charco, no desmerece en precio y rareza una pieza de ocho escudos acuñada en Quito en 1838 (lote nº 758), con un precio en catálogo de 9000 euros, pero que por los remates de piezas similares en subastas anteriores, podría rebasar fácilmente los 20000.



            El capítulo de notafilia (lotes 860-1131) se estructura en tres grandes secciones correspondientes a billetes españoles, billetes de ultramar y billetes locales de la Guerra Civil. En cualquiera de ellas encontramos lotes interesantes, con algún ejemplar que se remonta incluso al siglo XVIII y varios de la primera mitad del XIX. Entre aquellos que presentan un mayor precio de salida, destacamos el lote nº 896, 500 pesetas de 1884, raro ejemplar en excelente estado de conservación, que se subastará a partir de 5000 euros. Algo posterior es la pareja que se oferta con el nº 897, formada por dos billetes de mil pesetas de 1895, raros y también excelentemente conservados, con salida en 5500 euros. Del siglo XX, entre las emisiones de la Guerra Civil, un lote de ocho hojas enmarcadas (lote nº 934), emitidas en Bilbao en 1937, se subastará a partir de 4250 euros.



Estos son sólo algunas muestras de la magnífica oferta de la que podrán disfrutar los amantes de la notafilia española y extranjera, y extendemos este comentario para los lotes de numismática, de los que, repetimos, sólo podemos reseñar contados ejemplos que, sin duda, sabrán a poco para muchos coleccionistas y aficionados, pero que, sin duda, habrán despertado su interés, tal y como merece esta nueva subasta.


Autor/a: Redacción

 

AENP:

Actualidad
Miembros AENP

Convenciones:

Convenciones nacionales
Convenciones internacionales

Subastas:

Subastas nacionales
Subastas internacionales

Mercado de metales:

Oro, plata, platino, paladio
Cotización

Noticias:

España
UE, América, Resto del Mundo
Entrevistas
Novedades editoriales
Museos y exposiciones
Cursos y conferencias

Artículos:

Moneda antigua
Moneda medieval
Moneda moderna
Billetes
Medallas
Bullion

Enlaces:

Asociaciones
FENAP
AENP
IAPN
Cecas del Mundo
Museos del Mundo

Información:

Contacto
Boletín de noticias
Aviso legal