panorama numismático panorama numismátic facebooktwitterrss
Revista digital publicada por la Asociación Española de Numismáticos Profesionales

Subastas nacionales


Gran selección de moneda española en Martí Hervera & Soler y Llach

foto Gran selección de moneda española en Martí Hervera & Soler y Llach



El catálogo de la próxima subasta de las firmas barcelonesas nos ofrece una amplia oferta de más de 1200 lotes de monedas y billetes españoles, además de series extranjeras. Será la última gran subasta del calendario español antes del paréntesis veraniego y la calidad de las piezas augura resultados interesantes.


            La subasta comenzará a las 16 horas con los primeros lotes de moneda antigua, correspondientes a las emisiones griegas, que forman un pequeño conjunto pero con piezas destacables como una estátera de Metaponto (lote nº 2) con la característica espiga en anverso y reverso, con salida en 1100 euros; otra estátera de Neapolis-Macedonia con cabeza de Gorgona y cuadrado incuso (lote nº 5) sale a la venta por 1500 euros. Entre las series macedónicas y de reinos helenísticos destaca una estátera de oro de Filipo II (lote nº 23) cuyo precio en catálogo es de 2200 euros.

            A continuación nos encontramos con las emisiones hispánicas, en las que encontramos desde piezas hispano-cartaginesas hasta acuñaciones romano-provinciales, pero con predominio de bronces de la Citerior y algunos denarios celtibéricos. Entre las monedas de mayor valor inicial, podemos señalar un as de la ceca ibérica de Neronken (lote nº 76), cuyo precio en catálogo es de 900 euros.

            La representación de moneda romana comienza con una amplia muestra de bronces republicanos (lotes nº 89-97), a la que sigue una selección de emisiones argénteas, principalmente denarios, pero también un cuadrigato (lote nº 90) y algún quinario. La plata sigue predominando entre la muestra de series imperiales, si bien, en ese caso, son los grandes bronces los que se llevan la palma en cuanto a precios más altos de salida. Así, el sestercio de Claudio (lote nº 140), con tipo epigráfico dentro de corona cívica, que se oferta a partir de 1200 euros, o el de Nerón (lote nº 143), con una escena referida a la Annona Augusti, que parte de 900 euros.

            El predominio pasa al oro con las emisiones bizantinas (lotes nº 169-176) y las visigodas. En este último apartado encontramos de nuevo piezas muy interesantes como un tremissis de Liuva II acuñado en Ispali (lote nº 177), emisión escasa, con un precio de salida de 1700 euros. La moneda de Recesvinto acuñada en Emerita (lote nº 185) tiene un precio en catálogo de 2500 euros; por su parte, la pieza de Wamba de la ceca de Ispali (lote nº 186), se oferta a partir de 1500 euros y la de Egica de Toleto (lote nº 187) por 2000. Todas ellas pertenecen a emisiones escasas y presentan un muy buen grado de conservación.

            El capítulo de moneda medieval cristiana nos depara también piezas de gran valor e interés. Podemos comenzar fijándonos en un florín de Martín I acuñado en Mallorca (lote nº 211), emisión muy rara de la que sólo se conocen cuatro ejemplares y cuyo precio de salida en la subasta es de 2000 euros.

            También de la ceca de Mallorca es un real acuñado por Alfonso IV (lote nº 227) de una variante rarísima no reseñada en la bibliografía, con una valoración inicial de 1500 euros.

            En excelente estado de conservación se ofrece el ducado acuñado en Nápoles por Fernando I (lote nº 232), que sale a la venta por 1250 euros.

            Entre las emisiones del reino de Navarra destacan dos pequeñas monedas: un óbolo acuñado por García IV (lote nº 251), cuyo precio en catálogo es de 2000 euros, y medio cornado de Francisco Febo (lote nº 253), con salida en 1500, ambas piezas rarísimas y en muy buen estado de conservación.

            La representación castellana se concreta en un raro dinero de Alfonso VIII de la ceca de Segovia (lote nº 254) con un precio de 1500 euros. A continuación, las emisiones ya de Castilla y León comienzan con dos preciosos morabetinos (lotes nº 255 y 256) de los años 1225 y 1229 de la era de Safard, con salida en 2700 y 2500 euros, respectivamente.

            Entre una amplia muestra de moneda de plata, encontramos también una dobla de la banda de Juan II (lote nº 266), que se oferta a partir de 1200 euros.

            Las emisiones de los Reyes Católicos se encuentran representadas por piezas tanto de plata como de oro de gran calidad y rareza. Entre las primeras, un ejemplar de cuatro reales de la ceca de Segovia (lote 280), con salida en 1500 euros, y otro de ocho reales acuñado en Sevilla (lote nº 283), en excelente estado de conservación, con un precio en catálogo de 2300 euros.

            Entre las emisiones áureas podemos señalar un medio excelente (lote nº 284) también de Sevilla, muy raro, que se oferta a partir de 2500 euros; el doble excelente de la misma ceca (lote nº 285) tiene un precio de 2000 euros, y se trata de una pieza rarísima en cuya leyenda no figura el nombre de los reyes. Por último, un ducado acuñado en Valencia (lote nº 286) pertenece también a una variante no reseñada en la bibliografía y se oferta por 2000 euros.

            Con el reinado de Juana y Carlos continúan brillando las piezas de oro, como un escudo acuñado en Granada (lote nº 287), raro y en muy buena conservación, con un precio en catálogo de 2400 euros. Con menor precio -1600 euros-, se oferta otro ejemplar de la misma denominación pero de la ceca de Segovia (lote nº 288), y aún más asequibles son los escudos emitidos en Sevilla (lotes 289-290).

            La dinastía de los Austrias nos muestra bellísimas piezas de plata, como muestra los ocho reales emitidos por Felipe II en 1597 en la ceca de Segovia (lote nº 299), que salen a la puja a partir de 1500 euros.

            Otro buen ejemplo es el acuñado en Potosí por Carlos II en 1690 (lote nº 358), muy rara y en muy buena conservación.

            Aunque más escasas, entre las piezas de oro encontramos monedas de indudable interés, como la pieza de un escudo de la ceca de Segovia acuñada en 1608 para Felipe III (lote nº 313), con un precio de salida de 2000 euros, calificada de magnífica en el catálogo y muy rara.

            Tampoco se queda atrás otro escudo de la misma ceca, pero acuñado en 1683 por Carlos II (lote nº 360), rarísimo y en conservación casi sin circular, por lo que saldrá a la puja a partir de 5750 euros.

            Con la llegada de los Borbones, seguimos encontrando una nutrida y variada muestra de piezas de plata, pero son las onzas las que, como era de esperar, copan las más altas valoraciones. Sería prolijo detallarlas una a una, por lo que sólo citaremos algunas de las que parten con mayor valoración, como los ejemplares nº 432 y 433, acuñados ambos por Fernando VI en Santiago en 1751 y con un precio inicial de 3000 euros.

            De Carlos III se ofrece un grupo de piezas de diversos años acuñadas en Madrid (lotes 492-496), con precios que oscilan entre los 2250 y los 2500 euros iniciales y todos en estados de conservación muy buena o excelente.

            Con Fernando VII encontramos una representación muy nutrida de emisiones, especialmente de plata, pero también de oro y de medallas. Destacan por su valor las piezas de ocho reales acuñadas en Valencia y Cataluña (lotes 655, 656, 628) de los primeros años de su reinado.

            También abundante es la oferta de moneda de Isabel II, una soberana cuyas emisiones tienen una muy buena acogida entre los coleccionistas españoles. Son varias las monedas que destacan por su valor y rareza, e incluso encontramos precios muy elevados en piezas que no son de metal precioso. Valga como muestra el ejemplar de dos maravedíes acuñado en Madrid por el Departamento de Grabado en 1837 (lote nº 687), cuyo precio inicial es de 2000 euros.

            Del mismo taller emisor procede la pieza de 10 reales del año 1840 (lote nº 706), acuñación proof, rarísima y sin circular, cuyo precio en catálogo es de 5000 euros.

            Entre las monedas de oro se puede destacar el ejemplar de 100 reales emitido en la ceca de Sevilla en 1856, rarísimo, y que saldrá a la puja a partir de 2000 euros.

            Tampoco podrán quejarse de la oferta los aficionados a la moneda acuñada durante la I República y el periodo de la Restauración borbónica, ya que la oferta es abundante y variada en todos los metales. De Alfonso XII podemos destacar una pieza de cuatro pesos de oro acuñada en Manila en 1882 (lote nº 830) cuyo precio en catálogo es de 2750 euros. Con Alfonso XIII son los ejemplares de cinco pesetas los que se llevan la palma, por ejemplo el de 1888 (lote nº 856), que sale por 1600 euros.

            De la unión catalanista, sale a subasta una prueba de 100 pesetas en plata de 1900 (lote nº 893), rara y sin circular, por un precio de 1500 euros.

            También parte de un precio alto -2000 euros- la serie de cinco monedas acuñadas en Nulles durante la Guerra Civil (lote nº 910).

            De las emisiones monetarias de Franco, de las que el catálogo ofrece una cumplida muestra, destacan dos piezas por encima del resto. La primera es una moneda de peseta del año 1946 (*19-48) (lote nº 922) en muy buena calidad y rarísima, que sale a la puja por 2000 euros. La segunda es un ejemplar de cinco pesetas de 1949 (*19-51) muy rara y sin circular (lote nº 927), que se oferta a partir de 5000 euros.

            El capítulo dedicado a la moneda extranjera (lotes 949-1105) está formado por más de ciento cincuenta lotes de las más variadas procedencias de los cinco continentes. Por número de piezas representadas, sobresalen los Estados Unidos, con un notable conjunto de dólares, Rusia y los países europeos, pero se encuentran monedas de gran valor de orígenes muy distintos y no habituales en las subastas españolas. Por ejemplo, entre las piezas brasileñas encontramos una moneda de 960 reis (lote nº 971), con salida en 1250 euros y otra de 20000 reis, rarísima, de Juan V, que se oferta por 2500 euros.

            Este mismo precio tiene de inicio un lote de seis monedas de Cuba (nº 990) de José Martí, de 1915 y 1916. Mucho más exótica es la pieza de una corona de Nueva Zelanda (lote nº 1082) de 1945, con salida en 1500 euros, mismo precio que una moneda de cinco libras de Eduardo VII de 1902 (lote nº 1052); por el doble sale a la puja un ejemplar de tres rublos en platino del años 1828 (lote nº 1096), muy rara y en calidad proof. Valgan estos ejemplos como muestra de la variedad y calidad de la oferta en esta sección.

            Tampoco desmerece en calidad la selección de un centenar de billetes (lotes 1106-1206), que comienzan con ejemplares emitidos por el pretendiente Carlos VII y terminan a mediados del pasado siglo, incluyendo las emisiones locales de la Guerra Civil y las de los Valles de Andorra. Sin duda merece la pena detenerse en el lote nº 1125, formado por dos pruebas de anverso y reverso de 25 pesetas del año 1908, cuyo precio en catálogo es de 2000 euros. Tampoco hay que perder de vista un billete de cinco pesetas de la emisión de noviembre de 1936 (lote nº 1134) en excelente estado de conservación, saldrá a la puja a partir de los 2100 euros. 

            En suma, una completa oferta numismática y notafílica para concluir el calendario de subastas español antes del paréntesis veraniego.


Autor/a: Redacción

 

AENP:

Actualidad
Miembros AENP

Convenciones:

Convenciones nacionales
Convenciones internacionales

Subastas:

Subastas nacionales
Subastas internacionales

Mercado de metales:

Oro, plata, platino, paladio
Cotización

Noticias:

España
UE, América, Resto del Mundo
Entrevistas
Novedades editoriales
Museos y exposiciones
Cursos y conferencias

Artículos:

Moneda antigua
Moneda medieval
Moneda moderna
Billetes
Medallas
Bullion

Enlaces:

Asociaciones
FENAP
AENP
IAPN
Cecas del Mundo
Museos del Mundo

Información:

Contacto
Boletín de noticias
Aviso legal