panorama numismático panorama numismátic facebooktwitterrss
Revista digital publicada por la Asociación Española de Numismáticos Profesionales

UE, América, Resto del Mundo


La corona de un Archiduque de Austria: Maximiliano III



La segunda moneda de 100 euros de la serie de oro "Coronas de la Casa de los Habsburgo", acuñada por la Münze Österreich (Ceca de Viena), fue emitida el pasado 4 de noviembre. Se dedica a la llamada "Hat del Archiduque", un nombre derivado de la tapa de terciopelo rojo dentro de la misma corona.


El título de archiduque fue creado por Rudolf IV en el documento espurio de 1358/59 llamado maius privilegium. Fue un intento de hacer valer el estado de la Casa de Habsburgo como el mayor rango de cualquier príncipe elector del Sacro Imperio Romano Germánico.

Existe un retrato medieval de Rudolf con una corona similar al “Hat del Archiduque”. Las primeras versiones de la corona no han sobrevividofueron destruidas o se derritieron en algún incendio. En 1616, sin embargo, el archiduque Maximiliano III de Tirol, puso de moda el “Hat” donándolo a la abadía agustiniana de Klosterneuburg, a las afueras de Viena, en honor de San Leopoldo, cuya tumba y santuario se encuentra en ese lugar.

La corona no fue usada como tal. No hubo coronación. Fue más bien un símbolo de autoridad y jerarquía. Se mostró en Viena sólo durante la ceremonia de homenaje por los estados de Baja Austria sobre la adhesión de un nuevo gobernante Habsburgo. Incluso hoy en día la corona no se le permite estar fuera de los muros de la abadía más de 30 días seguidos.

El “Hat del Archiduque” es una diadema de ocho picos de oro decorada con esmalte, perlas y piedras preciosas. Dos arcos de perlas incrustadas acompañan un zafiro montado por una cruz en su intersección. La corona en sí es un gorro de terciopelo rojo y la diadema está incrustada en un círculo de armiño, copia de los sombreros usados por los príncipes electores. Durante la ceremonia de adhesión al nuevo gobernante de la corona fue llevada en procesión en Viena, en su propia silla de manos, junto con otras piezas del ajuar, como orbe y cetro, que se presentó al nuevo gobernante, y luego la llevaron en solemne procesión desde el palacio a la catedral de San Esteban.

La nueva moneda de 100 euros que fue diseñada por Helmut Andexlinger, llama la atención por la calidad de la prueba y la pureza del oro, con 986 milésimas de oro fino. En el anverso se muestra la misma corona apoyada en el almohadón de Estado, sobre el que fue llevada en procesión desde el palacio y por las calles de Viena hasta la catedral.

La solemne procesión es el tema del reverso de la moneda. Vemos tres altos funcionarios de los estados de Baja Austria que llevan la corona, el orbe y el cetro en los cojines de Estado a lo largo de la calle conocida como el Graben (originalmente un foso defensivo fuera de la antigua fortaleza romana). Las pelucas y prendas de vestir de punto de los funcionarios a principios de 1700. Soldados en primera línea de la ruta procesional con un batería de tambores redoblando a un ritmo solemne. En el fondo se alza la columna barroca de la peste erigida en 1692, que todavía se pueden admirar hoy en el Graben en Viena.

La acuñación máxima de esta nueva emisión es de 30.000 ejemplares, pesa 16 gr. y mide 30 mm. La serie continuará en 2010 con la Corona de San Esteban de Hungría; en 2011, con la Bohemia (República Checa) Corona de San Wenceslao; y concluirá en 2012 con la corona imperial del Imperio Austríaco.

 

AENP:

Actualidad
Miembros AENP

Convenciones:

Convenciones nacionales
Convenciones internacionales

Subastas:

Subastas nacionales
Subastas internacionales

Mercado de metales:

Oro, plata, platino, paladio
Cotización

Noticias:

España
UE, América, Resto del Mundo
Entrevistas
Novedades editoriales
Museos y exposiciones
Cursos y conferencias

Artículos:

Moneda antigua
Moneda medieval
Moneda moderna
Billetes
Medallas
Bullion

Enlaces:

Asociaciones
FENAP
AENP
IAPN
Cecas del Mundo
Museos del Mundo

Información:

Contacto
Boletín de noticias
Aviso legal