panorama numismático panorama numismátic facebooktwitterrss
Revista digital publicada por la Asociación Española de Numismáticos Profesionales

Subastas nacionales


Historia del real de a ocho

foto Historia del real de a ocho



La próxima subasta de Cayón nos ofrece un recorrido por la historia de nuestro duro, ilustrado con excepcionales piezas de todas las cecas y reinados. Casi mil quinientos lotes para un remate que con seguridad será recordado por los amantes de la moneda española.


            Poco más de dos semanas nos separan de la primera gran subasta de la temporada en España, la que celebrará Subastas Cayón el sábado 4 de febrero en los salones del madrileño Hotel Ritz. En sesiones de mañana y tarde se rematarán los casi mil quinientos lotes de moneda española con el duro como protagonista que componen esta oferta excepcional. Quienes hayan tenido oportunidad de consultar el catálogo, convendrán en que no exageramos si decimos que se trata de una subasta que se recordará durante años por su excepcionalidad. Desde Carlos I hasta Alfonso XIII, los coleccionistas encontrarán en él las mejores y más raras acuñaciones en plata de todas las cecas del vasto imperio español.

            En la organización del catálogo se ha respetado el orden cronológico de reyes, comenzando con las emisiones a nombre de los Reyes Católicos (lotes 1-4), que, sin embargo, estas acuñadas ya en época de Felipe II. Así pues, la moneda más antigua que se ofrece a la puja es uno de los rarísimos medios duros acuñados por Juana y Carlos en la ceca de Zaragoza (lote nº 14), una emisión de la que apenas se conocen ejemplares y todos proceden del mismo par de cuños. El precio de salida de esta moneda excepcional es de 15000 euros.



            De los reinados de Carlos I y Felipe II destaca la notable representación de piezas acuñadas en los territorios europeos, especialmente en los Países Bajos, pero es una moneda de los territorios de ultramar la que se lleva la palma en esta sección y en toda la oferta. Estamos hablando de la pieza de ocho reales acuñada en Lima entre 1568-1571 (lote nº 77), uno de los rarísimos “duros de Rincón”, así llamados por el ensayador Alonso de Rincón hijo. Sobre las circunstancias que rodearon la acuñación de esta moneda y las primeras emisiones limeñas, el catálogo nos ofrece un interesante comentario. Esta exclusiva moneda sale a subasta a partir de 45000 euros.



            Sin duda uno de los hitos numismáticos del reinado de Felipe II es la implantación del Real Ingenio de Segovia. La subasta de Cayón nos ofrece diversas piezas de gran calidad que nos permiten cotejar las diferencias entre aquellas emisiones de la Casa Vieja (lotes nº 103 ó 113, etc.) y las batidas con la nueva tecnología (lotes nº 104, 106, 114, entre otros).



            De entre las emisiones de Felipe III podemos destacar dos monedas de ocho reales acuñadas en 1611 en la ceca de Zaragoza (lotes 160-161). Se trata de una serie de la que se han documentado ejemplares fundidos y ejemplares acuñados, conociéndose en la actualidad un total aproximado de unas quince piezas. La primera de las monedas ofertadas es claramente acuñada, lo que la hace aún más rara, y sale a la puja a partir de 18000 euros. La segunda podría ser una fundición, pero presenta un peso similar a la anterior. Su precio en catálogo es de 15000 euros.



            También encontramos con Felipe IV una nutrida representación de emisiones procedentes de los Países Bajos, que aparecen precedidas en el catálogo de un apartado dedicado a las series monetales realizadas durante el corto periodo de autonomía respecto de España que se dio durante el gobierno de los archiduques Alberto e Isabel.

            Son muchas las monedas de este capítulo que merecen nuestra atención, tanto por rareza como por calidad. Podemos comenzar fijando su atención en el duro acuñado en Cartagena de Indias en 1655, el año más raro de esta ceca --–les recomendamos el interesante comentario que acompaña a esta pieza en el catálogo con los avatares históricos en que se desarrolló la emisión-. Considerada uno de los ejemplares más importantes de la colección, este lote nº 275 saldrá a la puja a partir de 4000 euros.



            Por supuesto debemos incidir en la presencia de duros con fecha de 1651, año en el que, tras un periodo de inactividad, se reabrieron varias cecas peninsulares: Burgos, Cuenca, Granada, Pamplona, Valladolid y Zaragoza, aunque, a juzgar por los escasísimos ejemplares conocidos, debió tratarse de una emisión testimonial o refundida muy rápidamente. El catálogo nos ofrece duros de Cuenca (lote nº 276, salida en 2200 euros), Granada (lote nº 283, en 2000 euros), y nada menos que tres ejemplares de  Zaragoza (lotes nº 406-408), con precios de entre 3000 y 7500 euros.



            Pero sin duda el lote más llamativo de este reinado es el espectacular conjunto de redondos o galanos que sale a subasta, que, como se dice en el catálogo, nunca se habían ofrecido en subasta pública en tanta calidad y número. A partir del lote nº 329 pueden encontrarlos y deleitarse en sus magníficos estados de conservación.

            Ya con los borbones, encontramos una de las monedas más notables de esta categoría, el redondo acuñado en Méjico a nombre de Felipe V del año 1723 (lote nº 556), ejemplar de la máxima rareza, cuyo precio en catálogo es de 14000 euros.



            De la misma ceca proviene otra de las estrellas de la subasta: un duro de Méjico del año 1732 (lote nº 574), uno de los primeros con el tipo de ambos mundos. Esta moneda procede de la antigua colección Amat y es uno de los mejores ejemplares conocidos. Se subastará a partir de 33000 euros.



            Un año después, 1733, se acuñaría el duro que sale con el nº 577, columnario con la marca MX (marca de ceca de Méjico), procedente del pecio de Hollandia, muy raro y con salida en 10000 euros.



            Otra de las grandes aportaciones de este remate es la magnífica muestra de corazones de Potosí, de los que son buen ejemplo los lotes nº 600, del año 1706, con salida en 18000 euros, el nº 609, de 1716, a subasta a partir de 21000 euros, o el 632, ya de 1734, con precio en catálogo de 18000 euros.



            Avanzamos en el tiempo para encontrarnos con un magnífico duro columnario acuñado en Santiago en 1758 (lote nº 727), perteneciente a una emisión de la que hoy en día sólo se conocen alrededor de una docena de ejemplares. Esta pieza espectacular y muy rara sale a la puja por 32000 euros.



            La representación de emisiones a nombre de Carlos III se inicia con una completa muestra de piezas procedentes de la ceca de Guatemala (lotes 728-751), de entre los que destacaremos el nº 744, ocho reales de 1776, en cuya leyenda se lee claramente NG en lugar de GN, lo que podría explicarse no como un simple error, sino como una alusión al nombre de la nueva capital --–Nueva Guatemala- fundada en 1776 tras el terremoto que asoló la anterior. El precio en catálogo de esta rara moneda es de 4500 euros.



            También llamativo es el apartado dedicado a las emisiones de Santiago, en el que nos topamos con algunos de los ejemplares de mayor precio del catálogo. Comienzan las piezas de esta ceca con un duro de 1764 (lote nº 902), procedente de la colección Amat, con un resello de Mozambique, lo que lo convierte en el primer columnario de Santiago resellado. Se subasta a partir de 15000 euros.



            Aunque sea el menos raro de los columnarios de la ceca, el de 1768 no deja de ser una pieza muy poco común, y el ejemplar que sale a subasta en esta ocasión (lote nº 903) presenta un bonito tono y un muy buen estado de conservación, de ahí que su precio de salida se sitúe en los 19000 euros.



            Entre las piezas más raras del tipo de busto en las cecas americanas se sitúa el duro de Santiago de 1773, conocido únicamente por dos ejemplares, uno de ellos resellado y en no muy buena conservación, y el que sale aquí a subasta (lote nº 904), en muy buen estado, que se encontraba en una colección particular desde los años ochenta. El precio de inicio en la puja será de 7000 euros.



            Y hasta los 10000 sube la salida del lote nº 907, también de Santiago, del año 1784, gracias a su excelente estado de conservación, que lleva a afirmar a los autores del catálogo que se trata de la mejor pieza de Carlos III de esta ceca que ha pasado por sus manos.



            El siglo XVIII termina con las emisiones de Carlos IV, representado con numerosos y variados ejemplares de calidad muy notable, y con un pequeño apartado dedicado a las series a nombre de los infantes de España.

            Y con los mismos altísimos estándares de calidad continúa el siglo XIX, comenzando con las emisiones de José I Bonaparte (lotes 1106-1124), de las que podemos destacar ejemplares de cinco pesetas , ocho y veinte reales de las cecas de Barcelona y Madrid.

            Amplísima y muy notable es la muestra de piezas acuñadas por Fernando VII, tanto de cecas españolas como de los territorios de ultramar. Entre las primeras, los ocho reales acuñados en Palma para Cataluña en 1814 (lote nº 1138), con salida en 6500 euros, o las 5 pesetas de Lérida de 1809 (lote nº 1204), rarísima, por la que se pujará a partir de 5000 euros.



            De Nueva Vizcaya procede una rarísima acuñación de la ceca de Durango (lote nº 1320) del año 1811, el único en el que se acuñó este tipo, que sale a subasta a partir de 6600 euros.



            Y también mejicano de 1812 es el duro de Tlalpujahua (lote nº 1398), acuñado por la Suprema Junta Nacional, rarísimo y en excelente estado de conservación, de donde su precio asciende a 8500 euros.



            También de gran rareza y en muy buenos estados de conservación son los ejemplares de ocho reales de la ceca de Popayán (lotes nº 1330-133), especialmente notable el nº 1332, con la sobrefecha 1813 sobre 2, cuyo precio en catálogo es de 8000 euros.



            Si bien los apartados dedicados a los reinados de Isabel II, el pretendiente Carlos VII y Alfonso XIII, así como a la I República española, no son tan numerosos, sin duda el coleccionista encontrará piezas de su interés en la misma tónica de calidad y buenos grados de conservación del resto de catálogo.

            Con ellos concluye un repaso por cuatro siglos de historia de la que probablemente es la moneda española más representativa, el duro, ilustrados con exclusivas piezas. Además del interés de las propias monedas, el catálogo está salpicado de interesantes textos que contribuyen a situar las monedas en su contexto histórico, con  la bibliografía más actualizada, y aderezados además con referencias a las fuentes coetáneas. Con todo ello, no nos cabe ninguna duda de que este catálogo se va a convertir en una referencia para todos los amantes de la moneda española moderna y contemporánea.


Autor/a: Redacción

 

AENP:

Actualidad
Miembros AENP

Convenciones:

Convenciones nacionales
Convenciones internacionales

Subastas:

Subastas nacionales
Subastas internacionales

Mercado de metales:

Oro, plata, platino, paladio
Cotización

Noticias:

España
UE, América, Resto del Mundo
Entrevistas
Novedades editoriales
Museos y exposiciones
Cursos y conferencias

Artículos:

Moneda antigua
Moneda medieval
Moneda moderna
Billetes
Medallas
Bullion

Enlaces:

Asociaciones
FENAP
AENP
IAPN
Cecas del Mundo
Museos del Mundo

Información:

Contacto
Boletín de noticias
Aviso legal