panorama numismático panorama numismátic facebooktwitterrss
Revista digital publicada por la Asociación Española de Numismáticos Profesionales

Billetes


La Sociedad de Crédito Castellano (II): Obligaciones emitidas

foto La Sociedad de Crédito Castellano (II): Obligaciones emitidas



JAVIER RODRÍGUEZ SÁNCHEZ. Continuamos con el estudio de la Sociedad de Crédito Castellano abordando en esta segunda y última entrega el estudio detallado de sus emisiones de obligaciones.


CARACTERÍSTICAS GENERALES
Según los datos de que disponemos, la SCC emitió un total de veinte millones de RsV en obligaciones de todos los faciales, las cuales ya estaban en circulación desde la fecha 31/07/1863 según el balance de situación publicado en esa fecha. Esta cantidad se mantuvo en circulación al menos hasta la fecha de publicación del último balance en fecha 31/10/1864.
Realizó dos emisiones de obligaciones. Sus características generales son (gráfico 1):


EMISIÓN DEL AÑO 1863
El anverso de una obligación emitida el día 01/04/1863 por la Sociedad Crédito Castellano por valor de un capital obligado de 4.000 Rs, con vencimiento a 60 días renovable a voluntad, a un interés anual del 3,65% (si se hacen las cuentas vemos que no obtenemos los “24” Rs del pico, que por un cálculo simple, alcanzarían la suma de 24,33 Rs teniendo presente el tipo de interés indicado de 3,65%. Pero hemos de tener en cuenta que en el abono de los intereses había que descontar las comisiones y las retenciones por gravámenes. Así pues, hemos de considerar que dichos “24” Rs corresponden a los intereses netos, es decir, los obtenidos a partir del interés neto anual que es del 3,6%) por un valor a vencimiento de 4.024 Rs. La obligación es de la serie “D” y está autentificada por el timbre gubernamental de 2,5 Rs
adherido en su esquina superior izquierda, junto al resto de la matriz a la que en su día estuvo unida antes de que el documento fuera puesto en circulación. (Fig. 1: reverso de una obligación de 4024 rsv).

Está impreso sobre papel tipo cartulina, coloreado, con marca de agua consistente en una orla de motivos geométricos que rodea las leyendas “CRÉDITO CASTELLANO” y “OBLIGACIÓN AL PORTADOR” escritas en dos renglones.

El anverso muestra una orla de tipo vegetal (una vid) que rodea todas las leyendas del campo. La orla en su parte superior queda cerrada por el escudo de Valladolid, guarnecido a ambos lados por un ancla marina tipo almirantazgo a la izquierda y el caduceo a derecha. En su parte inferior, varios aperos de labranza. Finalmente a derecha e izquierda sendas figuras de deidades clásicas: Ceres a la derecha, como deidad protectora de la agricultura y Mercurio a la izquierda con el caduceo, símbolo del comercio. (Fig. 2: Mercurio y Ceres, detalle de la orla de una obligación de 4024 rsv) En las esquinas inferiores de izquierda y la derecha de la orla, pueden leerse las fechas oficiales de aprobación de la entidad. Finalmente, desperdigados por todo el anverso, muestra varias estampillas ovaladas, circulares y cuadrangulares de distintas tintas, con las que se hace constar el hecho de haber dado cumplimiento al abono de los dividendos pactados. La numeración de los ejemplares está manuscrita sobre un fondo rayado, para dificultar su manipulación.

En ambas esquinas superiores de la orla se pueden observar dos sellos en seco circulares (se entiende que el impresor contaba con un juego de tampones para imprimir sellos en seco y los fue aplicando de forma arbitraria, pues en cada facial podemos ver el mismo u otro diferente sin un aparente orden en su orden.). El que se encuentra en la izquierda, tiene en el centro un ancla del mismo tipo a la ya descrita existente en la parte central superior de la orla, y se encuentra guarnecida por una leyenda circular que reza “CRÉDITO CASTELLANO * VALLADOLID *”. El que se encuentra a la derecha, presenta la misma leyenda, orlando el escudo de Valladolid situado en el centro.

Fig. 3: firmas en la obligación de 503 RsV 1. Cortesía de D. Salvador Jene Villagrasa.

El reverso, común a todos los faciales, está impreso en sentido vertical, se muestra una tabla en la que se dan las cantidades crecientes del valor de la obligación, desde la fecha 01/04/1863 de su emisión hasta le fecha en que acaba la tabla el día 25/07/1864. Al igual que el anverso, muestra distintos estampillados ovales o cuadrangulares en tinta roja y negra con las leyendas “CREDITO CASTELLANO” y “VALLADOLID”. Al pie de la tabla, se pueden leer las siguientes informaciones: “Y continua la progresión en la misma forma” en alusión clara a la indicada en la tabla y la otra nos informa de cuestiones típicamente bancarias, relativas a la duración en días considerada para el mes de febrero y para el año, que se han de tener en cuenta para realizar los cálculos de intereses: 28 para el primero y 363 días para el segundo.

La impresión de los motivos florales de la orla y las figuras alegóricas de las deidades del anverso, es de tipo calcográfico, mientras que las leyendas del anverso, la tabla y leyendas del reverso, son litográficas. Los trabajos de impresión parece ser que fueron ejecutados en la Ciudad de Barcelona, por la empresa “A. Roca G.” (a tenor de la indicación existente en la esquina inferior derecha de la orla en el anverso).

Fig. 4: firmas en la obligación de 503 rsv 2. Cortesía de D. Salvador Jene Villagrasa.

VARIANTES DE IMPRESIÓN
En los ejemplares de 503 RsV, se pueden observar a simple vista dos tamaños distintos de letra en la palabra “Quinientos” de la leyenda “Quinientos tres reales vellón en efectivo”. En el primero que denominaremos tipo 1, la altura de la letra “Q” es de 3,5 m/m y su anchura 2,0 m/m. Mientras que en el segundo ejemplar, las letras de esta palabra son más grandes y el ejemplar lo denominaremos tipo 2, con una altura de la letra “Q” de 6.0 m/m y misma anchura.


Fig. 5: ejemplar de la obligación de 2012 rsv. Cortesía de D. Salvador Jene Villagrasa.

Estas diferencias obviamente, provienen de las planchas de impresión, por lo que no podemos etiquetarlas como errores de impresión, pues cada plancha ha reproducido exactamente los motivos dispuestos por el grabador. Puesto que el impresor en ambos ejemplares es el mismo, hemos de deducir que estamos tratando con dos planchas distintas y en consecuencia, dos grabadores distintos, pudiendo ser múltiples los motivos por los que esto fue hecho: desde la rotura de la primera plancha hasta la utilización de dos trenes de impresión distintos trabajando al unísono, cada uno con una plancha distinta, obviamente, para identificar los ejemplares que provienen de un tren de impresión o del otro. Se necesitaría conocer más detalles al respecto para poder ahondar en este detalle.

Otro tanto se ha observado en los ejemplares de 2.012 RsV, en los que la letra “D” de la leyenda “Dos mil doce reales vellón en efectivo” oscila entre 4 m/m y 5 m/m de altura. Pero además hemos podido comprobar que la palabra “CRÉDITO” perteneciente a la leyenda existente bajo el Escudo de Valladolid localizado en la parte superior de la orla, en unos ejemplares aparece con acento y en otros sin él. Como se trata de discrepancias existentes en las planchas de impresión al igual que en el caso del facial de 503 RsV, las clasificamos como tales y definimos tres tipos de ejemplares para el facial de 4.024 RsV:
Finalmente, en el facial de 10.000 RsV hemos podido comprobar otra discrepancia de impresión que afecta a la tilde de la palabra “CRÉDITO” que presenta dos formatos distintos. En uno de ellos, se trata del formato de tilde normal y en el segundo, la forma del acento es más cercana a una coma que a una tilde tradicional, como se puede apreciar en la imagen.

Además de las discrepancias mencionadas, se han detectado las ya descritas relativas a los tamaños de la leyenda “Diez mil sesenta reales vellón en efectivo”, de los que utilizamos la letra “D” para tomar mediciones y así, poder identificar de forma fehaciente cada tipo:
Habría que mencionar que las mediciones de la altura de las letras en los casos del facial de 2.006 y 10.060 RsV, se han realizado sobre escáneres enviados por el propietario, no directamente sobre los originales, por lo que las cifras indicadas pueden diferir con la realidad, pero ello no menoscaba el valor de las indicaciones realizadas.

VARIEDAD EN LAS FIRMAS DE LAS OBLIGACIONES
Tal y como se afirma en el artículo 21, párrafos 2º y 3º, del Título III de los Estatutos y Reglamentos, las firmas que presentan las obligaciones son las del equipo de “turno” :
En la misma primera sesión nombrará la Junta de gobierno una comisión directiva, compuesta de tres de sus individuos, de los cuales uno será reemplazado cada mes, turnando todos, incluso el Presidente.
El de nombramiento más antiguo entre los tres que componen la comisión directiva ejercerá el cargo de Director de turno durante el mes que le esté asignado para llevar la firma en los actos marcados por estos estatutos.”

Así pues, dado que el cargo de Director era rotativo, en las obligaciones se pueden encontrar firmas distintas, lo cual, no representa una variedad respecto del ejemplar que se tome como original, sino, simplemente que ha sido firmada y rubricada por el que se encontrara de turno. En este apartado, hemos reproducido dos de ellas.

EMISIÓN DE 1864, PRINCIPALES DETALLES DE LA EMISIÓN


Ejemplar de 2.000 rsv de la emisión de 1864.

Características generales:
  1. Una matriz, de la que las obligaciones contienen una parte en su lado izquierdo y el resto quedó unido al talonario de donde fue recortada por el funcionario de la SCC encargado del asunto.
  2. Otro medida de seguridad, la constituye el sello en seco del que ya hemos hablado al describir la emisión de 1863.
  3. Una Marca de agua constituida por las palabras “CRÉDITO” “CASTELLANO” en dos líneas horizontales en el centro del documento y las palabras “DOS MIL” en sentido vertical en el lado izquierdo de éste, dentro de la orla, junto al resto de matriz.
ANVERSO: aunque la orla continúa con la presentación de motivos florales, su elaboración es más desarrollada, pero continúa haciendo de marco para todas las leyendas situadas en su interior. El centro superior del campo está ocupado por el escudo de Valladolid flanqueado por las palabras “CRÉDITO” “CASTELLANO”.
En otro reglón inferior, encontramos la numeración de serie manuscrita a la izquierda; en el centro la leyenda en tres reglones:
Capital nominal R von. 2000 (como se puede apreciar, en esta emisión el facial ya no lleva añadidos los dividendos)
Intereses 10% anual
Vencimiento 31 Agosto 1865


A la derecha de las leyendas anteriores, “Serie A”.
En los renglones inferiores, la leyenda: “La Sociedad pagará al portador el día treinta y uno de Agosto próximo la cantidad de Dos mil reales de vellón en efectivo, con más los intereses desde este día al vencimiento a razón de diez % anual. Valladolid 1º de Diciembre de 1864”. Siguen las firmas de la terna de turno formada por “El Director de turno”, “El Administrador” y “El Contador” (en la actualidad este cargo, se conoce con el nombre de “Interventor”).
En la parte inferior de la orla se ve el típico timbre de la Hacienda Pública, justificativo de la autorización para circular.

En el ejemplar en nuestro poder, se puede ver con claridad un sello en seco de forma circular, situado dentro de la orla, al lado derecho y bajo la palabra “CASTELLANO”. Circunvalando el sello, se puede leer la leyenda “CRÉDITO CASTELLANO * VALLADOLID*” y en el centro del círculo un caduceo, al que aparece unida una bolsa aparentemente de cuero, posiblemente para simbolizar los caudales.
Finalmente, en toda la superficie de esta cara, lucen diversos estampillados de forma cuadrangular, circular, ovoidal, etc.; en tintas de colores diversos, acreditando el abono de los intereses de los diferentes dividendos.
Una característica común de los ejemplares conocidos de ambas emisiones, es que todos presentan una esquina cortada. Muy posiblemente ese rasgo venga a significar que el documento ha sido inutilizado por la Representación Social cuando actuaba liquidando la SCC, pero no tenemos constancia documental que apoye esta afirmación.

CIRCULACIÓN DE LAS OBLIGACIONES EMITIDAS POR LA SCC EN CALIDAD DE PAPEL MONEDA

Nada nuevo podemos aportar a lo que ya se ha escrito sobre la utilización de las obligaciones de la SCC como papel moneda, por lo que remitimos al lector a la documentada obra escrita por D. Ramón Cobo Huici titulada Obligaciones, vales y documentos puestos en circulación como papel moneda en España, de enero de 2018, páginas 95 y 96, en las que aporta todo tipo de importantes detalles al respecto.

JAVIER RODRÍGUEZ SÁNCHEZ





 

AENP:

Actualidad
Miembros AENP

Convenciones:

Convenciones nacionales
Convenciones internacionales

Subastas:

Subastas nacionales
Subastas internacionales

Mercado de metales:

Oro, plata, platino, paladio
Cotización

Noticias:

España
UE, América, Resto del Mundo
Entrevistas
Novedades editoriales
Museos y exposiciones
Cursos y conferencias

Artículos:

Moneda antigua
Moneda medieval
Moneda moderna
Billetes
Medallas
Bullion

Enlaces:

Asociaciones
FENAP
AENP
IAPN
Cecas del Mundo
Museos del Mundo

Información:

Contacto
Boletín de noticias
Aviso legal
Política de privacidad